Motos Carda y Pons inicia su actividad en 1958 de la mano de Bautista Carda Monzó y Bautista Pons Rochera.

Gracias a la constancia en el trabajo y a la calidad del servicio, poco a poco se consiguió una clientela incondicional, que nos ayudó a seguir creciendo hasta consolidarnos como un taller multimarca de referencia en la provincia Castellón.

Actualmente, con nuestra nueva nomenclatura comercial, Motos Carda, y con la gerencia de Juan Carda, hijo de uno de los socios fundadores, seguimos ofreciendo un servicio personal, con garantía, rapidez y seriedad en los plazos de entrega.

Desde el principio hemos intentado identificarnos por nuestra profesionalidad y calidad, tanto en las reparaciones, ventas como en el servicio post-venta y después de tantos años seguimos esforzándonos al máximo para que el cliente quede satisfecho.